Los representantes de relaciones públicas a menudo tienen una mala reputación por simplemente hacer su trabajo. Pero sin ellos, los medios estarían sin muchas fuentes expertas, y las empresas para las que trabajan no tendrían representación. Su trabajo es más crucial de lo que muchos creen.

Sin embargo, puedes hacer el trabajo de una manera que involucre e interese a los miembros de los medios, en lugar de que ellos eliminen tus propuestas de su bandeja de entrada. Periodistas comparten sus perspectivas y preferencias sobre este punto. Aquí hay seis tácticas de relaciones públicas que funcionan mejor.

Haz tu investigación

Para contactar a un periodista con un mensaje significativo, investiga sobre el trabajo de ese periodista. Conoce qué ha publicado, estilo y cuáles son sus intereses noticiosos, afina el envío de tus mensajes solo sobre aquellos temas que coinciden con lo que el periodista está tratando de informar. Esto no solo puede ganar publicity para un evento, película, producto, etc., puede crear una relación duradera de gran valor. Haz que tus mensajes vayan al grano, y no tengas miedo de hacer una breve llamada de seguimiento. Si el periodista no está interesado, agradécele por hablar contigo y sigue adelante. Sin embargo, puedes enviarle otras notas de prensa posteriormente siguiendo el mismo procedimiento.

Cumple tus promesas

Los profesionales de relaciones públicas saben cómo hacer propuestas masivas. El problema es con el seguimiento. Los periodistas trabajan con plazos ajustados. Si ofreces un producto para revisar, cuando se te solicita, realmente envía el producto. Cuando ofreces a un experto para entrevistarlo, haz que el experto esté disponible. Si no puedes cumplir lo que dijiste, no lo ofrezcas en primer lugar.

Habla el idioma del medio

Una táctica que funciona mejor desde el punto de vista periodístico, y que se usa todo el tiempo ahora, es hablar el idioma del medio. Los programas de televisión, revistas y periódicos tienen columnas y espacios que tienen nombres. Si estás haciendo una propuesta para un espacio específico, menciónalo en tu comunicación con el medio. Si el espacio no tiene nombre, descríbelo en términos que puedan usarse en la sala de redacción. Por ejemplo, “parece que esta información podría ser una buena opción para la sección en la que escribes” o “parece que esto podría funcionar como una de las entrevistas que realizan hacia el final del programa”. Esto ayuda a los periodistas a compartir tu visión de cómo la idea de la historia encaja en su trabajo.

Sé original

Para las relaciones públicas, las mejores tácticas siempre se encuentran en la novedad. Sorprende al público, dale algo nuevo, único, algo sobre lo que valga la pena hablar. Creo que ninguna persona o marca es aburrida, y siempre hay un ángulo que se puede aprovechar, para hacer que valga la pena compartir una historia.

Personaliza tu propuesta

Una táctica primordial es apuntar al periodista adecuado y hacer que tu propuesta sea personal. Los periodistas pueden detectar un trabajo de “copiar y pegar” desde una milla de distancia. Las bandejas de entrada de los productores están constantemente llenas de mensajes de profesionales PR tratando de conseguir que sus clientes participen en sus programas. Enviar comentarios positivos sobre el trabajo reciente del programa le permite a un periodista saber que hiciste un esfuerzo adicional para leer sus cosas e identificar al contacto correcto. Es un gran error enviar propuestas a alguien que no tenga nada que ver con el programa al que quieres llegar.

Excava más hondo

La verdad es que los periodistas realmente no se preocupan por tu negocio en absoluto; les importa tu historia.

Fuente: Caramela, Sammi. “6 PR Tactics That Work Best, According to Journalists”. Business
https://www.business.com/articles/best-pr-tactics/