Los empleados son el corazón de cualquier organización. Mantenerlos satisfechos y recompensarlos cuando han superado las expectativas tiene un efecto dominó en toda la organización que luego puede tener un impacto directo en las ganancias e incluso en las relaciones con los clientes. Además de razones éticas, invertir en tus empleados es una gran oportunidad de negocio. Las personas se sienten atraídas por las empresas que tratan bien a su personal y, por lo tanto, poner a tus colaboradores primero puede ser de gran ayuda para mejorar la imagen de tu marca.

Construye reputación

El auge de la tecnología y las redes sociales ha hecho que el mundo esté mucho más interconectado. Las empresas ahora están totalmente expuestas a todas las actividades en las que se involucran, buenas o malas. Al invertir en tu fuerza laboral, puedes construir una sólida reputación en el mercado que te ayudará a atraer el mejor talento disponible. En pocas palabras, ¿quién querría trabajar para una empresa que trata a sus empleados como activos desechables?

Las personas se sienten atraídas por las compañías que respaldan su crecimiento y valoran sus opiniones. Esto es especialmente importante teniendo en cuenta que los millenials a menudo dejan sus trabajos debido a la falta de oportunidades de aprendizaje y crecimiento. Invertir en programas de capacitación especiales o proporcionarles las herramientas necesarias para facilitar su trabajo agregará mérito a tu negocio.

Fomenta mejores relaciones con los clientes

Tener una fuerza laboral que esté totalmente integrada y comprometida con sus tareas ayudará a establecer mejores relaciones con tus clientes. Los empleados son la primera línea de comunicación, por lo que solo tiene sentido garantizar que se atiendan sus necesidades y que se sientan valorados por lo que hacen. Lo que piensan y sienten es una mejor representación de tu empresa que tus esfuerzos de marketing.

El objetivo final aquí es mejorar la lealtad del cliente debido a la cantidad de beneficios que puede ofrecer a tu negocio, que incluyen:

Una fuerza laboral feliz estaría preparada para hacer un esfuerzo adicional al brindar un excelente servicio al cliente. Equiparlos con las herramientas adecuadas para hacerlo no solo facilitará su trabajo sino que también agregará mérito a tu empresa.

Mejora la retención del personal

Tener una alta rotación de personal es costoso. Reduce la moral del personal, deteriora la calidad del producto o servicio y puede ser increíblemente lento contratar y capacitar a nuevos empleados. Esto es algo que las empresas intentan evitar a toda costa porque todos estos factores representan un negocio no deseado para trabajar. Las técnicas simples, como enviar encuestas periódicas de satisfacción de los empleados, ayudarán a resaltar cualquier problema que haga infeliz al personal. Una fuerza laboral contenta no tiene motivos para abandonar tu empresa.

Aumenta la productividad

Los empleados que reciben programas de desarrollo del personal tienen muchas más probabilidades de participar y energizarse sobre su futuro dentro de la empresa. La energía positiva puede propagarse muy rápido, lo que mejora la cohesión y la química del equipo. Todo esto se traduce en mejores procesos, mejor eficiencia y un mejor producto o servicio para ofrecer a los clientes.

En conclusión, priorizar el desarrollo del personal puede ser una estrategia poderosa para impulsar el prestigio y la credibilidad de la marca. Las personas quieren asociarse con marcas éticas que demuestren que la maximización de beneficios no siempre está a la vanguardia de sus objetivos. Esta puede ser una forma efectiva de mejorar tus relaciones públicas que podría proporcionarte una ventaja competitiva.

Fuente: CoFounder. “Improve Public Relations by Investing in Your People”. CoFounder
https://www.cofmag.com/2019/11/improve-public-relations-by-investing-in-your-people/