Piensa en cualquier líder de la industria hoy. Todos tienen una cosa en común: excelentes relaciones públicas.

En nuestra era digital, el marketing pasó de los anuncios impresos y publicitarios a la gratificación instantánea de los “me gusta” en redes sociales, y muchos de los anuncios digitales actuales parecen contenido (es decir, Facebook va a una “news feed”). Buscando una mejor participación, el marketing se ha desplazado hacia una cosa siempre cercana y querida para las relaciones públicas: una narrativa positiva y una comunicación creíble.

He visto a las primeras empresas de redes sociales, marketing digital y publicidad darse cuenta rápidamente y adaptarse al hecho de que “el contenido es el rey”. El surgimiento del “liderazgo de opinión” como una prioridad ha resultado en una avalancha de contenido escrito (blogging al borde del spam) que ha creado una sobrecarga de contenido. Una consecuencia es el aumento del vídeo como el contenido más atractivo disponible.

A pesar de todo, las PR han cambiado y, al mismo tiempo, se han mantenido igual.

Cuando miro al sector de relaciones públicas, siempre he visto vientos en contra y desafíos. He visto una industria que a menudo sufre de un complejo de inferioridad. Las PR son difíciles de medir. Su valor puede ser difícil de describir. Y, quizás lo más disruptivo, han surgido otras formas de marketing (marketing de contenido, marketing de influencers, storytelling) para enturbiar aún más las aguas y poner a las relaciones públicas en una postura defensiva.

Sin embargo, sin importar nuestro estado, una cosa que las PR siempre han tenido es la “historia”. Independientemente del tipo de marketing, la historia importa. Siempre lo ha hecho y siempre lo hará.

Con el desarrollo narrativo ahora en juego entre un número creciente de opciones de marketing, aquí hay tres razones por las que nuestros equipos de relaciones públicas son los más adecuados para poseer la historia de una organización:

1. Las relaciones públicas entienden el panorama narrativo competitivo. Muchos de nosotros nos sentamos en innumerables sesiones informativas con analistas de la industria y medios de comunicación. Escuchamos directamente a aquellos que cubren la industria, aquellos que escuchan todas las historias competitivas y establecen la narrativa de la industria, mientras comparten opiniones y puntos de vista.

Seguimos las noticias, la fusión y la actividad de adquisición, y lo que sucede en las conferencias clave de la industria. Escribimos y revisamos resúmenes orales, notas de prensa y contenido que impulsa el liderazgo de opinión que exige que conozcamos la industria y el contexto del mercado. En resumen, a través de nuestro enfoque periodístico para las comunicaciones de marketing, tenemos el contexto más profundo para comprender y articular mejor la historia de nuestra organización.

2. Las relaciones públicas siguen las tendencias de la industria. El contexto para una gran narrativa de la empresa se basa en las respuestas a “¿dónde encajamos en el mundo y qué papel único desempeñamos?” Este es el núcleo del escurridizo “por qué” que a menudo falta en la historia de una empresa. Es fácil para una empresa decir lo que hace, pero no es tan fácil explicar por qué existe.

Como profesionales PR, leemos e investigamos como parte de nuestro trabajo diario. Vemos que las tendencias suben y bajan y observamos los giros de este ciclo. Tenemos nuestro dedo en el pulso de la narrativa colectiva de la industria. A través de nuestro trabajo continuo, tenemos una idea mucho mejor de las condiciones del mercado que nuestras contrapartes de marketing.

3. Las relaciones públicas se enfocan en las palabras. Todos los días ayudamos a articular mensajes escritos a través de un lenguaje conciso y fácil de entender. Muchos de nosotros tenemos experiencia en periodismo (sin mencionar cuántos periodistas son ahora profesionales de relaciones públicas), y hemos perfeccionado nuestras habilidades para condensar temas grandes, a menudo complejos, a un ángulo prioritario y directo. Trabajamos para acentuar lo que es importante para los lectores y eliminar la hipérbole innecesaria.

Así como escribir contenido excelente y convincente es un oficio, también lo es el arte del posicionamiento y de dar los mensajes. He experimentado cómo las agencias de marketing digital y las firmas de branding a menudo pierden el horizonte al tratar de acertar con la narrativa. No se debe a la falta de habilidades, sino a la falta de experiencia y punto de vista inmersos en la industria que los profesionales de relaciones públicas poseen de manera inherente.

A medida que el sector de las relaciones públicas busca adaptarse a las tendencias digitales cambiantes, no debe pasar por alto el elemento más crítico del marketing efectivo y el posicionamiento de la industria: una narrativa perdurable. Todos los profesionales de relaciones públicas quieren un asiento en la mesa, y muchos también quieren desempeñar un papel más estratégico en el marketing. Poseer la narrativa. Y recuerda, ¡es la historia lo que importa!

Fuente: Murrel, Guy. “Three Reasons Public Relations Must Own Narrative Creation”. Forbes
https://www.forbes.com/sites/forbescommunicationscouncil/2020/01/07/three-reasons-public-relations-must-own-narrative-creation/#2a7c5374cf86