Puedes luchar contra el coronavirus con tus palabras. En medio de los titulares grandilocuentes y las publicaciones impulsadas por el clickbait, los comunicadores pueden y deben usar el poder de sus palabras y la comunicación para combatir el pánico que se está extendiendo, bueno, como un virus.

Aquí hay algunos consejos para comunicarse con empleados, clientes y proveedores:

Cambia los adjetivos: el uso de palabras como “mortal” y “catastrófico” alimenta el pánico que difunden las redes sociales y los chismes.

Me gusta este consejo de parte del Instituto Poynter: “No hay una ley que diga que cada vez que los medios mencionen la palabra ‘virus’ tienen que agregarle la palabra ‘mortal’”.

Es cierto que algunas personas mueren. Pero no llamamos a los embotellamientos del tráfico cotidiano en todas las ciudades “atascos mortales” a pesar de que alguien morirá todos los días en el tráfico. Por ahora la gente sabe que este es un problema grave. Quédate con los hechos fríos y duros.

Elije las imágenes con cuidado: al elegir imágenes para las páginas de inicio del sitio web, los eblasts (email blast) y los posts de tu blog, elije aquellas que se centren en hábitos saludables en lugar de enfermedades. Mostrar a alguien con una máscara solo aviva el fuego.

“El público está empezando a inquietarse. No agregues titulares de clickbait exagerados e imágenes genéricas sombrías”. Ese es otro consejo del Instituto Poynter.

Ofrece consejos. No emociones: tus empleados, clientes y proveedores buscan información práctica sobre cómo este virus está afectando tus operaciones y tu ambiente de trabajo. Quieren saber qué estás haciendo y qué pueden hacer.

Por ejemplo, Trader Joe’s está alentando a los empleados enfermos a quedarse en casa cambiando su política de baja por enfermedad durante el brote de coronavirus para permitir que se reembolse a los trabajadores enfermos.

Aborda el estado de los próximos eventos: las personas que dependen de tu negocio necesitan saber qué harás sobre los próximos eventos. ¿Los estás cancelando? ¿Estás considerando la cancelación? ¿Continúas con ellas? ¿Cuándo tomarás esas decisiones si aún no lo has hecho?

Proporciona novedades programadas: ahora es el momento de demostrar que tu empresa se preocupa por tus empleados, clientes y proveedores al servir como fuente de información clara.

Establece una agenda confiable de comunicaciones llenas de información útil a través de eblasts, redes sociales, posts en tu blog, podcasts o videos de YouTube. Cumplir con este cronograma te posicionará como una fuente confiable de información creíble y utilizable.

Haz de la seguridad de los trabajadores una prioridad: demuestra tu cultura centrada en los empleados brindándoles información sobre lo que estás haciendo para que tu lugar de trabajo sea seguro.

Haz esto a través de correos electrónicos individuales a los trabajadores, comunicaciones en Intranet y videos de YouTube de tus líderes. Intel también comparte esta información con sus proveedores y visitantes y la ha estado actualizando casi a diario.

Como comunicadores, todos nos esforzamos por mostrar a nuestras empresas como líderes de opinión. Ahora es el momento de hacerlo, pero de manera responsable. Asegúrate de que toda la comunicación proporcione mensajes utilizables y no emocionales.

En la prisa por lidiar con este virus, no te dejes llevar tanto como para avivar las llamas del miedo.

Fuente: Obston, Andrea. “Communication tips for dealing with coronavirus”. Hartford Business
https://www.hartfordbusiness.com/article/communication-tips-for-dealing-with-coronavirus