Cuando a principios del año llegaban las primeras noticias sobre la Covid-19 desde la lejana China, muy pocos en el Perú previeron el impacto que esta pandemia ha llegado a tener en la actualidad. Además de las lamentables muertes y el descalabro del sistema de salud pública del país, la economía ha sido fuertemente golpeada causando que empresas de todos los tamaños estén al borde la quiebra o ya hayan cerrado, millones de empleos perdidos y planes de negocios extinguidos por la incertidumbre; en el lado informal, que es la aplastante mayoría en el país del pisco, la situación está mucho peor. Ante este panorama, ¿qué pueden hacer las organizaciones desde la comunicación y las relaciones públicas? Desde nuestra mirada como especialistas en RRPP con más de 11 años en el mercado peruano, te ofrecemos las siguientes recomendaciones:

Mantén la calma y no dejes de comunicarte. Es cierto, vivimos una crisis mundial, pero si entras en pánico no podrás establecer una conversación constructiva con tus stakeholders. Ahora el silencio es combustible de la incertidumbre, sobre todo cuando el 89% de los peruanos vive preocupado por la reducción o eliminación de sus ingresos durante la cuarentena, según una reciente encuesta de Ipsos. Las relaciones públicas son esenciales para establecer una comunicación estratégica, fluida, oportuna y empática en tiempos de crisis.

Adapta tus mensajes al contexto actual. La pandemia ha cambiado dramáticamente la forma en que vivimos, con casi todo el planeta en cuarentena ante un enemigo común invisible, no esperes continuar con las promociones y campañas que diligentemente habías diseñado para un año ‘normal’. Analiza las formas cómo tu marca puede facilitarle la vida a tus audiencias y si es gratis, mejor.

La comunicación interna es fundamental. El éxito de las organizaciones depende básicamente de sus equipos y sus líderes. Ellos deben ser los primeros en conocer y entender las acciones que la empresa va a realizar, y sus voces las primeras en ser atendidas. Mantener una comunicación continua, clara y empática demostrará que la empresa está interesada en el bienestar de los suyos, incluso cuando tiene que dejarlos ir. Es importante mantener la coherencia entre lo que se dice y se hace.

Establece alianzas solidarias. Hay escasez de camas UCI, tanques de oxígeno, guantes, mascarillas, medicinas y otros implementos médicos, ante esto la solidaridad debe abundar. Articula esfuerzos con tu comunidad, autoridades, ONGs, gremios, medios, etc., para apoyar a quienes más necesitan ayuda. Comunica estas acciones genuinas de solidaridad para convocar a otras entidades y personas ávidas por participar; y para que los potenciales beneficiarios estén al tanto de cómo recibir esta ayuda. Aquí una muestra de lo que han hecho algunas organizaciones.

La tecnología y el cuidado del medio ambiente son parte de la ‘nueva normalidad’. Una de las grandes lecciones de este confinamiento necesario es la concientización del impacto que la antigua normalidad tenía en el medio ambiente. Por ejemplo, ¿te has dado cuenta de todo el tiempo, combustible y papel que has dejado de perder gracias a las reuniones virtuales y al teletrabajo? Compromete a tu marca para que su recuperación, renovación o reinvención tenga el mínimo impacto posible en el medio ambiente, trata de adoptar tecnologías ecoamigables y comunica cómo lo vas a hacer. El planeta entero lo apreciará.

Hoy, las marcas tienen la gran oportunidad de mostrar que la comunicación con sus stakeholders trasciende lo transaccional y que prioriza el lado humano, por eso es crucial incluir un plan de relaciones públicas dentro de la estrategia de la organización.

Los peruanos hemos prevalecido ante muchas adversidades; vencimos a la demencia terrorista, nos recuperamos de una hiperinflación brutal, estamos erradicando la endémica plaga de la corrupción. Por eso, tenemos la seguridad de que juntos, de manera responsable y solidaria, superaremos esta pandemia.

Autor: Carlos Pérez Santiváñez. Director de Comunicación de ARIAL Comunicaciones